COATZACOALCOS, VER.- Familias cuyas viviendas resultaron afectadas por la obra del túnel sumergido en Villa Allende bloquearon el acceso por la calle Jesús García Corona, en aquella localidad. Los colonos denunciaron que las autoridades estatales y municipales sólo les han dado largas en torno a la revisión de los daños y el pago de la indemnización correspondiente. “Se hizo el compromiso que el día 10 de agosto iban a comenzar a supervisar las casas y nos desespera, nos inquieta porque ya es 11 y ni siquiera una llamadita por teléfono de decir saben qué esperen uno, dos o tres días, nada. A todos los que estamos aquí no nos han informado nada, y nos entra esa desesperación porque cada día nuestras casas con la lluvia que hubo ahorita más se están abriendo”, expresó la señora Nora Segura Magallanes. En entrevista, explicó que han enviado oficios, fotografías y expedientes sobre las afectaciones, pero ninguna autoridad o empresa les ha resuelto el problema. Recordó que el delegado de Política Regional, Roberto García Alonso, se comprometió a iniciar las supervisiones el 10 de agosto y dijo que en cada casa se ofrecerían los pagos correspondientes. “Nos verbió, nos ha verbeado porque es mentira, no han hecho nada”, manifestó la agraviada. Las casas afectadas se ubican sobre la calle Jesús García Corona y sus laterales. El bloqueo inició alrededor de las cuatro de la tarde y afectó a los usuarios del túnel sumergido. Alrededor de las cinco de la tarde, Roberto García se comunicó vía telefónica con los manifestantes y les aclaró que el plazo para iniciar las supervisiones vence el 15 de agosto, por lo que pidió paciencia a las familias afectadas, la mayoría de escasos recursos.