Será el día martes 27 de febrero, cuando se cumplan los primeros dos años del asesinato ocurrido en agravio del taxista Sabino González Alvarado, desarrollado a manos de dos personas que en 2016 eran menores de edad, según los archivos. Al paso del tiempo, amigos y allegados del trabajador del volante exigen justicia ante el crimen registrado en avenida Dante Delgado de la colonia Insurgentes Norte de Minatitlán, cuando el occiso fue abordado por un hombre y una mujer que solicitaron la corrida en la unidad marcada con número económico 1847. Los peritajes realizados permitieron conocer que Sabino González murió por impacto de proyectil de arma de fuego en cráneo, en medio del forcejeo que tuvo con sus asesinos que intentaron asaltarlo, ocasionando que la víctima perdiera el control y acabara impactado contra un poste de concreto. Y aunque los presuntos culpables fueron detenidos en la escena, obtuvieron su libertad a los pocos días, siendo uno de ellos identificado bajo el nombre de Cristian B. O. que en la actualidad tiene 19 años. “El día que nuestro amigo y compañero Sabino fue asesinado, iba saliendo de su vivienda conocida en la colonia Patria Libre, y aunque se mal informó que había atracado un Bama y que los sujetos que lo mataron eran sus cómplices podemos asegurar que las cosas no fueron así, porque Sabino estaba con su familia y de ello hay pruebas y testigos cuando los ladrones lo abordaron cerca del “Hueso de Oro” y empezó el forcejeo que acabó con su vida”, dijo una de las fuentes. Con todo y las supuestas investigaciones, hasta hoy la muerte del taxista sigue siendo un caso del cual los presuntos culpables salieron bien librados, pues de acuerdo con la información siguen libres por las calles sin recibir castigo y representando un peligro latente para la