El presidente Juan Manuel Santos tomó una hoy una serie de medidas para fortalecer el control de ingreso de venezolanos en la frontera con el vecino país, entre las que se destacó la creación del Grupo Especial Migratorio, integrado por dos mil 120 miembros de la Fuerza Pública. El Grupo Especial Migratorio se activó hoy “para prevenir alteraciones del orden público donde haya migrantes involucrados, orientación a los migrantes, control a la prostitución, control al contrabando que hacen los migrantes, entre otros”, explicó el jefe de Estado al finalizar un encuentro en la fronteriza ciudad de Cúcuta con autoridades locales y voceros de los diferentes estamentos sociales. Esta unidad también estará integrada por agentes de aduana, de migración, del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, y de las autoridades de aduanas. El grupo élite tiene la misión de luchar contra el crimen organizado que en la actualidad es combatido con la “Operación Esparta”, que tendrá 500 nuevos efectivos de las Fuerzas Militares, agencias de inteligencia y policía judicial. Otras de las medidas para el control migratorio son: Cada persona al ingresar a Colombia por un paso regular, su pasaporte será sellado y con este podrá permanecer hasta 90 días, prorrogables, otros 90 días más; con un máximo de 180 días anuales. Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF) se “mantendrá porque es un documento que busca facilitar el tránsito fronterizo con Venezuela. Está habilitada para aquellos venezolanos que requieran transitar en los municipios adyacentes a las áreas de frontera por un período máximo de 7 días. Esta tarjeta no permite trabajar. Desde hoy ya no se van a expedir más tarjetas de este tipo; ahora sólo ingresarán quienes tengan pasaporte y tarjeta migratoria”. El Permiso Especial de Permanencia (PEP) “es documento administrativo de control, autorización y registro otorgado a nacionales venezolanos para permanecer durante un periodo de dos años y ejercer cualquier actividad u ocupación legal en el país”. La visa es la autorización concedida a un extranjero para el ingreso y/o permanecer en el territorio nacional otorgada por la Cancillería. Colombia tiene tres tipos de visa: Visitante, Migrante y Residente, que se exigirán en la frontera con Venezuela. Santos sostuvo que Colombia enfrenta “una situación migratoria originada por la agravación de problemas económicos, sociales y políticos que vive Venezuela. Somos solidarios con los hermanos venezolanos, pero su atención debe hacerse de manera controlada y ordenada”. El trabajo de su gobierno “cubre no solo a las zonas de frontera, sino a ciudades como Bogotá, Bucaramanga, Barranquilla, Cartagena, Medellín y otras que han recibido venezolanos”. “Debido al exceso de migrantes venezolanos, haremos un control migratorio más fuerte. Vamos a hacer un registro de los venezolanos en Colombia, los migrantes deberán acudir a Personerías y Defensorías de todo el país, tendrán dos meses de plazo y el proceso será gratis”, concluyó Santos. Las autoridades colombianas estiman que su territorio puede estar más de 600 mil venezolanos y en los próximos meses la cifra estaría llegando al millón de personas.