Al menos 50 indocumentados fueron rescatados de un vehículo tipo caja cuando viajaban hacinados en la frontera Tabasco-Veracruz, en el municipio de Agua Dulce. En el camión viajaban los 50 centroamericanos, la mayoría de Guatemala, y dos mexicanos que buscaban cruzar Veracruz y llegar hacia Estados Unidos. Hasta el momento se reportan dos personas de Chiapas que fueron detenidas por tráfico de personas, quienes conducían la unidad cuando fueron detectados por elementos de la Policía Federal en la carretera Transístmica a la altura del Cecyt. Los centroamericanos han relatado que venían del estado de Chiapas y habían pagado cerca de 10 mil dólares con el objetivo de llegar a la frontera de México y cumplir el sueño americano. Entre los centroamericanos viajaba una mujer de 16 años y un niño de 13, quienes fueron trasladados junto a sus compañeros de viaje al salón Carrusel, donde las autoridades municipales han brindado agua y alimentos. Al lugar llegó personal del Instituto Nacional de Migración (INM) para definir su estancia en el país y en su defecto ser deportados.